La excelente gastronomía de la provincia de Alicante

Hablar de gastronomía alicantina, es hablar de producto, tradición y por supuesto, mucho sabor mediterráneo. Quizás al hablar de ella, lo primero que se nos viene a nuestra mente son los famosísimos arroces alicantinos, que bien merecida tienen su fama, aunque no podemos dejar en el olvido otro sinfín de platos tradicionales que pueblan nuestra geografía.

Estrellas Michelin y Soles Repsol

Y es que la gastronomía alicantina “es muy rica”, en el más amplio sentido de la palabra. No iba a ser casualidad que en Alicante encontremos 16 estrellas Michelín, localizados en 12 restaurantes de la provincia… Y nada más y nada menos que 34 soles Repsol, repartidos en 22 restaurantes. Realmente podemos hablar de una auténtica corriente gastronómica por parte de los cada día más afamados chefs de nuestra provincia.

“Binomios – Vinomios – Alicantinos”

Si a la gastronomía alicantina unimos los vinos elaborados en nuestra D.O.P. Alicante, el resultado es un binomio – o en este caso “vinomio” – increíble. Muchas veces, las propuestas de maridaje son vistas como una obligación. En nuestro caso, nos gusta verlas como una sugerencia que consideramos que vale la pena experimentar para sacar todo el sabor de un plato y todos los matices de un determinado vino.

EM - Gastronomía de Alicante
EM - Gastronomía de Alicante

¿Conoces los platos más típicos de la zona? A continuación, te dejamos una propuesta con nuestros maridajes favoritos:

  • Espencat: Del valenciano, “rasgar”. Como su propio nombre indica, se trata de un plato basado en hortalizas asadas al horno como pimiento rojo y berenjena, rasgadas y aderezadas con aceite de oliva virgen extra y coronado por bacalao seco desmigado. Un plato muy apetecible, perfecto para ir abriendo boca en verano, con un vino fresco y fácil de beber como nuestro @EM Chardonnay Joven ¡Y es que en la sencillez está el gusto!
  • Cocas alicantinas: Muy populares en toda la provincia de Alicante. Se preparan tanto saladas como dulces y están muy presentes en nuestro día a día. Algunas de nuestras imprescindibles son: la “Coca de sardinas”, la “Coca de Mollitas” o la “Coca Amb Tonyina i bacores”. Una coca (empanada) de atún, piñones y brevas, que se prepara para una noche tan mágica y especial para los alicantinos como es la Noche de San Juan. Nuestra propuesta de maridaje para estas recetas que tanto nos gustan es nuestro @EM Rosado Monastrell.
  • Pericana: este plato se degusta mayoritariamente como una ensalada de salazones, aunque también suele emplearse untada en tostas o como guarnición. Esta receta está basada en una mezcla de pimiento choricero tostado, ajo y aceite de oliva, rematado con capellán desmigado.

    Tradicionalmente, era una sabrosa y tradicional recompensa para los agricultores, pastores o cazadores después de una dura caminata a las faldas de la Sierra de Mariola, por sus valores nutricionales, así como, por su facilidad para transportar los ingredientes en seco y mezclarlos “in situ” con un buen aceite de oliva virgen extra. Ahora es una manera de volver al pasado mediante la gastronomía. Un excelente maridaje para la pericana es nuestro @Monastrell – Merlot ¡para ir abriendo boca!

  • Arroces: Alicante es tierra de arroces, eso es innegable. Hay tantos tipos de recetas que la lista sería interminable. Los podemos encontrar de mil y una versiones. En paella, en caldero, secos, melosos, a la leña… Del senyoret, con conejo y caracoles, arroz al horno, arroz negro, arroz con pata…
    Nuestro @EM Chardonnay Fermentado en barrica marida de fábula con gran variedad de arroces gracias a su versatilidad. Tanto para arroces más sencillos como un arroz a banda, hasta platos llenos de sabor como un caldero de bogavante.
  • Gachamiga: Este plato típico del sureste español tiene su versión también en las comarcas del interior de la provincia de Alicante como el Alto y Medio Vinalopó, y la Hoya de Castalla, donde está muy extendido.Una receta sencilla y muy popular, basada en harina, ajo y aceite, para la cual según los dichos populares: “Se necesitan a 3: Un generoso para el aceite, un mísero para el fuego y un necio para darle vueltas.” Nosotros nos pedimos ser el cuarto del grupo, el que las disfruta y las riega con un buen vino.Muy importante para este plato el “acompañamiento”, donde no pueden faltar embutidos y panceta, pimientos secos fritos y por supuesto un buen tinto. Nuestra sugerencia es @EM Petit Verdot ¡seguro que copa en mano cogemos fuerzas para cocinarlas con brío!
  • Gazpachos manchegos: El plato de cuchara por excelencia, perfecto para disfrutarlo en invierno, cuando el “frio aprieta”. Muy típicos en la zona interior de Alicante, se elaboran con conejo, perdiz, liebre o pollo, además de setas o níscalos, para darle aún más sabor si cabe.

    Este sabroso guiso se sirve sobre una torta que hace las veces de recipiente, la cual, en algunos lugares te recomendarán dejarla para el final, acompañándola de encurtidos, anchoas y miel. Un plato contundente como éste necesita un vino con estructura y potencial como nuestro Monastrell del @EM Estrecho, que, con su toque balsámico, realzará los sabores de la carne de caza.

  • Salazones: Nos encantan los maridajes de contraste. Esos en los que sentimos en boca una explosión de sabor y sensaciones. Y qué mejor que hacer este tipo de maridaje con productos tan típicos de la zona como pueden ser los salazones.
EM - Gastronomía de Alicante
EM - Gastronomía de Alicante

Productos milenarios cuya fabricación se remonta al tiempo de los romanos, quienes salaban los pescados y los dejaban secar al sol como un método de conservación. Una tabla de salazones con mojama, hueva de atún, maruca o bonito… bien cortado, almendra marcona frita y para maridar esta delicia, nuestro @Dolç de Mendoza. Cuando pruebes la combinación, ¡no volverás a ser el mismo!

  • Vilero: por supuesto tenemos que finalizar con un toque dulce y en Alicante, las opciones pueden ser también infinitas. Sin duda, en la provincia encontramos dos dulces típicos con gran tradición de elaboración, como son el turrón y el chocolate.

    El Vilero, un postre típico de Villajoyosa que aúna ambos, es una elaboración que nació como un ejemplo de “cocina de aprovechamiento”. Tras finalizar las celebraciones navideñas con el turrón que había sobrado, se pasaba a elaborar este delicioso a la par que sencillo postre a base de helado de turrón cubierto de chocolate caliente.

    Nuestro maridaje para acabar con un muy buen sabor de boca es nuestro @EM Moscatel de la Marina, que nos endulzará el fin de las veladas con un toque muy fresco y aromático.

¿Conocíais estos platos y elaboraciones? ¡Son solo unos pocos ejemplos de la rica y variada gastronomía alicantina que os invitamos a descubrir!!

¡A nosotros ya se nos ha hecho la boca agua tan solo con escribirlo!