Veladas de verano… El vino lo ponemos nosotros

Tras un invierno lluvioso y una primavera fría, arranca el buen tiempo y las ganas de disfrutar de él se intensifican.

Nos van apeteciendo los planes al aire libre, ya sea en el jardín o en nuestra terraza de casa.

El hecho de reunirnos con amigos no solo implica el sentarse a la mesa, sino también los momentos previos en la cocina ¿Y qué mejor que cocinar copa en mano?

Mientras el responsable de los fogones hace su labor, el pinche de cocina se encarga de abrir y servir el vino, actos que hacen mucho más estrechos los vínculos entre amigos.

Desde Bodegas Enrique Mendoza os proponemos una lista de nuestros vinos más frescos, perfectos para la época estival.

Quédate a leerlo y serás el mejor anfitrión en las veladas de verano.

EM Chardonnay Joven: Sus aromas frescos y afrutados, ensalzarán los sabores de la huerta mediterránea, para ir abriendo boca, con ensaladas o escalivada.

Pero algo tan simple como un buen tomate partido y aliñado con sal y nuestro Aceite de Oliva Virgen Extra es una delicia para el paladar… porque no hay que complicarse la vida.

EM Chardonnay Fermentado: ¿Por qué no nos atrevemos a preparar sushi en casa?

Nuestro Chardonnay fermentado es una excelente combinación con pescados grasos, como el atún o salmón y proporcionará estructura y notas ahumadas que tan bien maridan con este tipo de comida asiática.

EM - Veladas de verano
EM - Veladas de verano
EM - Veladas de verano
EM - Veladas de verano
EM - Veladas de verano

EM Rosado Monastrell: La fresa, cereza o sandía son frutas de la temporada de verano y podemos decir que el rosado es sinónimo de verano embotellado.

Para aquellos que busquen innovar y salir de la zona de confort con el vino blanco, nuestro Rosado Monastrell levaduras autóctonas es la mejor alternativa.

Una noche temática italiana puede ser la ocasión perfecta para descorchar este vino con pizza o pasta casera.

EM Finca Xaconero: ¿Quién dice que los vinos tintos no son para el verano?

Ese momento en el que prendemos fuego a la barbacoa y nos reunimos en torno a ella, es imprescindible hacerlo con una copa de tinto que nos hará más llevadero el calor que desprende.

De hecho, en verano, recomendamos ponerlo un ratito antes en el frigorífico, mucho más apetecible.

Los balsámicos como el romero o el tomillo realzan los aromas ahumados propios de las carnes al carbón.

EM Moscatel Marina: La versatilidad de este vino alegre y dulce gracias a sus notas florales, hacen que sea idóneo para finalizar nuestras reuniones.

Tanto para quesos como para maridar postres, o ¿por qué no? Añadiendo un chorrito de este vino de licor en una macedonia de frutas de temporada.

Ahora, como buen anfitrión, te toca a ti decidir, que vas a cocinar, el vino ya lo ponemos nosotros.